En tierra hostil (The hurt locker)

- 30 Dic 2009

Un intenso retrato del día a día de una unidad de desactivación de explosivos durante la guerra de Irak, un grupo de soldados de élite en una de las actividades más peligrosas del mundo: desarmar bombas activas en las zonas de control y combate.

La guerra es una droga.

No es sólo parte de la cita inicial o un slogan más para la cinta. Es un leit motiv, una idea que acompaña de inicio a fin, que nos contagia de zozobra toda la película, que nos hace partícipes. La guerra es adictiva, y las adicciones son dolorosas y peligrosas más allá del aparente placer que da la adrenalina ante el peligro. Y es aún peor: las adicciones  no se limitan a nosotros, sino que afectan a quienes nos rodean, a quienes lidian con el mundo creado alrededor de la adicción.

Para los que quieren sólo la conclusión: si les gustan bélicas y dramáticas pueden dejar lo que están haciendo e ir directamente al cine; no se arrepentirán. La cinta (que, ojo, no es una cinta  de acción, sino un drama con escenas de acción bélica) es una joya, con una historia poderosa y angustiante. Una película con más de una lectura y con una carga que golpea, que nos deja aturdidos y que provoca explosiones en nuestro interior.

El título original de En tierra hostil habla directamente de la idea principal de la historia: hurt locker es el slang para un sitio o experiencia lleno de dolor, un lugar donde se espera que haya sufrimiento. Como la vida en una compañía militar en Irak, en cuenta atrás para la rotación del equipo y el regreso a casa. Como el alma de quien vive en riesgo permanente, de quien se enfrenta a condiciones límite y es incapaz de confesar su hartazgo (o su pasión) por la situación.

Narrada en un tono muy cercano al de un documental, la cinta de Kathryn Bigelow (responsable de Point Break o Strange Days) nos habla de la guerra con un estilo directo que no sólo refuerza un modo de narrar el día a día de la guerra en Irak, sino que se convierte en un instrumento de tal fuerza que quizá nos encontramos con la que podría ser la mejor película que veremos sobre esa guerra.

La película es técnicamente virtuosa. Un gran trabajo de dirección que nos tiene con el alma angustiada, acompañado perfectamente por una edición/montaje impecable, que golpea nuestras emociones y nos hace –junto con la cámara- verdaderamente partícipes de todo lo que pasa.

El guión de En tierra hostil es de Mark Boal (periodista de guerra, que ya inspiró la historia de En el valle de Elah), y la historia nos presenta a los personajes sin dar descanso, poniéndonos en medio de la actividad bélica de los expertos técnicos: la compañía bravo ha perdido a su líder del equipo de desactivación de bombas, y un nuevo sargento ocupa su lugar. Un especialista con un impresionante récord de bombas desactivadas y, al mismo tiempo, alguien que vive en el borde del riesgo, un soldado egoísta, temerario e imprudente, una combinación peligrosa para él y su equipo. La compañía está a 38 días de la rotación, y el deseo compartido es simple y evidente: salir de ahí.

En los roles, Jeremy Renner ofrece un papel  memorable como James, el nuevo sargento, con un equipo difícil de gestionar: Sanborn (Anthony Mackie) es un soldado que se apega a las normas, y responsable de la seguridad del escuadrón anti-bombas, mientras que Eldridge (Brian Geraghty) es  un especialista con toques infantiles e inexperiencia. La película nos muestra su vida en la compañía, en espera de los días restantes, y en medio de la actividad de campo a la que se enfrentan.

Bomba tras bomba, y con la cuenta atrás de los días previos a la rotación, James y sus hombres nos llevan -con angustia- al mundo real donde cuesta trabajo distinguir al guerrillero del hombre común; donde las reglas de la guerra no son claras; donde un espectador silencioso quizá es el que detonará la bomba;  donde el silencio en espera del francotirador apenas permite beber algo, sin poder quitarnos las moscas del rostro.

Drama. Bombas por desactivar. Seguir o no las normas. Consecuencias. Decisiones. Armas. La guerra en el videojuego parece muy simple, las reglas parecen definidas. La vida real es diferente. Las bombas reales son peligrosas, y más cuando no sabemos qué son o dónde están. Riesgo. Adrenalina. Oh sí, la guerra es adictiva.

Pero no permitan que el marco bélico confunda: no se trata de una justificación de la guerra ni se usa la guerra como pretexto narrativo o como idea filosófica. No se menciona la causa de la guerra, ni existen frases políticas: La guerra no es sólo la causa, no es sólo el combate o la táctica. La guerra es el caos. La guerra es la incertidumbre.  La guerra es, sin más, una mierda. Todos lo saben. Todos. Hasta los que son adictos a ella. Nosotros somos sólo observadores del día a día. Testigos. Como los ciudadanos. Como los muros. Como el desierto.

Retomando los roles, además de los personajes principales, hay algunos cameos con nombres de renombre que además sirven como atrayentes de cartel, pese a ser papeles mínimos o casi inexistentes: Ralph Fiennes (The Reader), David Morse (Contact), Evangeline Lilly (la serie Lost) y Guy Pearce (Memento).

Una de las virtudes de En tierra hostil es que nos ofrece varias lecturas posibles, pues al mismo tiempo que puede verse como la narración sin opinión del día a día de un equipo anti-bombas, habrá quien lo lea como un tributo a los héroes, y habrá quien lo pueda ver como una crítica sutil a los EUA y su adicción a la guerra, mostrando las condiciones a las que se enfrenta y que son consecuencia directa de su participación: me enfrento al enemigo que está ahí porque yo lo he provocado.

Como muestra un botón: una toma con silencio y desolación ante una inmensa cantidad de cereales, un contraste de abundancia exagerada y absurda ante la escasez de todo en la zona de combate. El bienestar (logrado gracias a lo que hacen los héroes), el poder de decisión ante muchas opciones como reto alternativo a no saber quién es el enemigo en una calle donde las bombas están presentes, el exceso, el distractor de la vida miserable que hay fuera del campo de batalla, la riqueza de la vida después de sufrir el campo de batalla. Lectura distintas.

Como cierre, la toma final (que no revelaré) nos ofrece un cierre perfecto al copy inicial. La guerra es una droga. Algo que de entrada podría ser difícil de explicar, queda evidentemente claro y podemos tomarnos algunos minutos antes de levantarnos de nuestros asientos. La explosión emocional ha sido fuerte. Devastadora.

La ola de premios de la cinta comenzó ya con varios otorgados por asociaciones de críticos, o nominaciones a los Globos de Oro; y lo que viene pues,  créanlo, se trata sólo del comienzo.

Obligatoria. Dura y capaz de tenernos con el estómago encogido en la butaca durante casi toda la película, se trata de una de esas que nadie debería perderse.

El estreno de En tierra hostil en España es el 29 de enero de 2010.

Categorías: Críticas, Imperdonables, Trailers

Etiquetas: , , , , ,

10 comentarios para “En tierra hostil (The hurt locker)”

  1. Mariana

    30. Dic, 2009

    Tiene muy buena pinta, lástima que aún quede un mes para que se estrene en españa. Si se lleva los globo de oro, que son antes del estreno, seguro que tendrá bastante éxito.
    El trailer da buena cuenta de lo que dices.

    Reply to this comment
  2. mana

    23. Ene, 2010

    creo que tiene muy buena pinta la peli gracias por el aporte y en que formato esta amigo ya lo estoy bajando desde py!

    Reply to this comment
  3. willstokes

    23. Ene, 2010

    ya la he visto tres veces,la primera vez hara un año,y en cine tambien caera,soy “adicto”a esta pelicula.una obra maestra

    Reply to this comment
  4. Los charlies no hacen surf

    30. Ene, 2010

    La vi hace dos semanas. GRANDE, MUY GRANDE! Y qué grata sorpresa el descubrimiento de Jeremy Renner, gran interpretación la suya. Cómo me gusta que este tipo de película la haya dirigido una mujer, y tan joven! Viva Kathryn!

    Reply to this comment
  5. el novoa

    27. Feb, 2010

    En Méx. creo que le pusieron el titulo de “Tierra de miedo” mala decisión sin duda porque con ese titulo parecería que se trata de una peli de miedo cosa que no es cierto, es más de suspenso, expectativa por ver lo que sucede y realmente te atrapa toda la pelicula, comparto la opinión de que fue una buena actuación la de Jeremy Renner, pero hubo una escena que no le creí su personaje y fue cuando se da una ducha llorando descontrolado por lo que ha vivido su personaje por lo que en una escala del 1 al 10 le doy un 9.

    Reply to this comment
  6. EFRABITS

    06. Mar, 2010

    Es una buena película. Tiene sus méritos por tocar un tema bastante difícil. Pero sin embargo, en mi opinión, no trasciende a más.

    Aparte del guión, no hay propuesta innovadora. A nivel de planos, música, edición. etc. Claro, tal vez el tema lo exige.
    Pero no la consideraría SUFICIENTEMENTE merecedora del oscar.

    En contra parte, AVATAR es muy criticada por su no tener un guión “original”, pero sin embargo tiene todo lo demás y con creces hay mucho trabajo y talento. Nunca disfruté una historia “simple” contada tan bien, y de la experiencia visual ni que decir. En fin, ya falta poco para ver lo que pasará la noche de premiación.

    Reply to this comment
  7. DACIA

    08. Mar, 2010

    Si asi esta este corto de la peli, no puedo esperara mas para ver esta pelicula que se ve que esta increible y mas por ser la gran ganadora de la mejor estatuilla…. felicidades por la peli

    Reply to this comment
  8. ISMAEL

    11. Mar, 2010

    …No comparto mucho la idea que un “pata” quiera más su adrenalina que su responsabilidad paterna…

    Reply to this comment
  9. Elias

    26. Mar, 2010

    Muy buena crítica. Por cierto, ¿que piensas de la crítica que ha hecho de esta misma película el periodista Luis Carlos Campos?
    http://contraperiodismomatrix.nireblog.com/post/2010/03/24/truno-propaganda-en-tierra-hostil-la-prueba-del-gobierno-illuminati-y-su-comecocos

    Reply to this comment
    • Alex

      26. Mar, 2010

      Siempre es bueno leer opiniones tan encontradas, para establecer puntos medios, pero yo veo una crítica a muchas cosas, y que se usa la cinta como excusa para hablar de otros temas. No veo ninguna justificación de apreciación cinematográfica, sólo ideas de política.

      Reply to this comment

Deja un comentario